La familia, que perdió la vida en el accidente aéreo de Mallorca, estaba de cumpleaños