Los famosos ganan la batalla a los paparazzis en Hawai