La actuación del farmacéutico incrementa un 62% la adherencia al tratamiento de los pacientes