Febrero enloquece: 15 grados de diferencia entre la noche y el día