El féretro de Juan Pablo II será sacado de la tumba el 29 de abril