Las fiestas de Pravia se fueron de las manos: "Fueron los 45 minutos más largos de mi vida"