Un filipino fotografió a su asesino antes de morir