La fiscalía investiga el accidente laboral en el que un inmigrante sin contrato pierde el brazo