El tragasables que pudo morir intentando alcanzar la fama