Descubren que las focas salvajes también aplauden bajo el agua para comunicarse