El fomento de un "clima de miedo" trata de acallar a la prensa, según el CPJ