Los forenses del crimen de Pioz afirman que ni los tíos ni los niños pudieron defenderse