Cobraban 5.000 euros por las respuestas de las pruebas de la Xunta de Galicia