Los tumores más frecuentes en mujeres presentan mejores supervivencias que los de hombres