El fuego de la Palma se extiende a la parte oriental de la isla