El fuerte viento arrasa con los históricos molinos del corazón de la Mancha