Un fuerte huracán hizo volar contenedores y anegó el aeropuerto de Zaragoza