Un fuerte sismo hizo recordar a los chilenos el terremoto de febrero de 2010