Las fuertes lluvias obligan a un conductor a pedir ayuda desde el techo del coche