Las fuertes tormentas dejan inundaciones en el norte pero ya llega el esperado calor