Una gran cita futbolística reúne a niños amputados de diez nacionalidades