La Generalitat propone que los delincuentes con condenas "leves" no vayan a la cárcel y hagan trabajos comunitarios