La gestión de la Iglesia cubana fructifica con el anuncio de 52 liberaciones