Un gimnasio denunciado por poner música en las clases de aérobic gana el juicio