El estudio GLOW2 demuestra que 'NVA237' mejora la calidad de vida de pacientes con EPOC