Los gobiernos cántabro y nacional inician el debate para "hacer viable y posible" que el Estado financie Valdecilla