Se graba conduciendo a más de 200 kilómetros por hora y cuelga el vídeo en Instagram