Un grupo de voluntarios abre un restaurante con comida a punto de tirar a la basura