Unos guardacostas italianos salvan la vida a un gatito haciéndole el boca a boca