La Guardia Civil destruye más de 50.000 armas de fuego ilegales al año