El último encuentro de los presuntos asesinos del Guardia Urbano de Barcelona