Las guitarras más internacionales se fabrican en un pueblo de Alicante