Los hábitos alimenticios deben empezar a cambiarse en verano