Cómo hacer frente a los aludes más temibles