Hacienda reclama 1.600 euros a una anciana por una prestación asistencial