La balsa en la que la que fue hallado el cadáver del niño en Málaga está en un recinto vallado