La riada afecta a 45.000 hectáreas y provoca 50 millones de pérdidas, según COAG Valle del Ebro