Hermanamiento entre militares y sanitarios a las puertas del hospital Severo Ochoa de Leganés