Cristóbal y Juli, los dos héroes en un incendio de Manresa