Los historiadores denuncian el abandono de la ciudad de Cádiz