Así se hizo el 'selfie' más caliente de la historia... en un volcán