El hombre asesinado en Castellón estaba defendiendo a su nieta