Un hombre se sienta en el banquillo tras matar a su novia en 1997 y fugarse a Estados Unidos