El hombre sospechoso de asesinar a su mujer y a sus cuatro hijos estuvo dando clases de tiro