Un hombre de 54 años dado por muerto despierta en la morgue