Homenaje y placa para Gregorio Ordóñez en la puerta del restaurante donde fue asesinado por ETA