Los homosexuales lanzan una campaña para su inclusión en la Ley de Violencia de Género