Los hospitales de la Comunidad necesitan sangre de tipo 0+ y B-