El huracán Bieber llega a Barcelona