El asesino confeso de Rute huyó con sus dos hijos pero después se arrepintió